El 2019 será una incesante contienda política para la supervivencia de Trump

La gran interrogante: ¿Será Donald Trump el presidente de los EE.UU. el primero de enero del 2020? ¿O será M. Pence?

Este servidor es renuente a hacer pronósticos respecto a Donald Trump (DT) debido al fiasco del 28oct16 (entrada en blog: “El fenómeno Trump: Fin de fiesta”). Pero en este caso la situación está más entendida por lo se pueden adelantar algunas firmes predicciones.

Sabemos perfectamente que el hombre es un soberano farsante, un taimado operador en los más altos círculos de poder del país. Por lo tanto, debemos esperar desagradables sorpresas.

¿Pero se puede echar al malandrín? ¿Cuáles son realmente las chances de expectorarlo?

Enumero su rosario de fechorías:

  1. Trump y la cupula de su campaña presidencial probablemente actuaron en colusión con los rusos. El Ministerio de Justicia nombró a Robert Mueller como fiscal especial para investigar si la campaña de Trump conspiró con Rusia para interferir en las elecciones de 2016. Mucho se ha revelado incluyendo los siguientes hechos concretos:
  • Está totalmente comprobado que Rusia realizó una enorme operación utilizando correos electrónicos robados, campanas en redes sociales, y otras tácticas para impulsar los ataques contra la H. Clinton en temas divisivos como raza, inmigración y armas. Las acciones en las redes sociales fueron sorprendentemente eficaces. Solo en Facebook (sin contar los enganches en Twitter and Google) se contactaron a 126 millones personas (la mitad del electorado) comprendiendo audiencias proclives a mensajes preparados para engrosar el caudal de DT.
  • La cúpula de la campaña tuvo una reunión en la Trump Tower el 9 de junio del 2016 con una abogada rusa con el explícito propósito de discutir materias perjudiciales a la candidata Clinton. Según los participantes de la reunión, la abogada no aportó nada. Sin embargo, semanas después se produjo la primera remesa de correos electrónicos robados.
  • Paul Manafort, mientras era el jefe de campaña electoral, entregó datos de sondeos políticos a un sujeto de inteligencia ruso. Este material pudo haber sido utilizado para direccionar las acciones rusas en las redes sociales.
  • Roger Stone, un asesor informal de mucho tiempo para DT, informó a “altos funcionarios de la campaña de Trump” sobre los correos electrónicos robados en WikiLeaksque podrían ser perjudiciales a H. Clinton. Después de que WikiLeaks lanzó su primer lote, la campaña de Trump buscó más. Stone siguió informando a altos funcionarios sobre sus relaciones con Wikileaks hasta las semanas finales de la campaña. El ahora niega esas afirmaciones aduciendo que fueron mentiras que el inventó para magnificar su importancia.
  • Trump y al menos 17 de sus asociados tuvieron más de 100 contactos con rusos antes de la inauguración.Estos contactos incluyeron reuniones en persona, llamadas telefónicas, mensajes de texto, correos electrónicos y mensajes privados en Twitter.DT y miembros de su campaña intentaron repetidamente ocultar esos contactos durante las elecciones de 2016 y después.
  1. Trump ha violado la ley de finanzas de campañas electorales. Fiscales federales de Nueva York han presentado documentos que indican que él dirigió un plan criminal para evadir las leyes de financiamiento de campañas. Ordenó a su abogado Michael Cohen que pagara dinero a dos mujeres con las que había tenido relaciones. Trump no reveló estos pagos como lo exige la ley. Mintió públicamente diciendo que no sabía de ningún pago, aunque cambio esta versión más tarde. Estos pagos ocultos fueron elevados constituyendo así un engaño grave, por lo que los fiscales presentaron cargos penales contra Cohen en lugar de multas civiles. Varios políticos han sostenido que un presidente corrupto que obtuvo su nombramiento engañando al electorado debería estar sujeto al procedimiento de destitución.
  2. Trump ha obstruido la justicia. Repetidamente impidió que el fiscal especial Mueller, el FBI y múltiples agencias de inteligencia llegaran a la verdad. Presionó al director del FBI James Comey ser indulgente con M. Flynn en la investigación sobre Rusia, como un apoyo personal. Como Comey no aceptó, fue despedido. Trump ha rechazado sin argumentos concretos los aciertos de varias agencias de inteligencia sobre la interferencia rusa en la campaña presidencial. Según informes fidedignos, ayudó a su hijo Donald Trump Jr. a presentar una versión adulterada sobre la reunión del 9 de junio de 2016 con la abogada rusa en Trump Tower. Absurdamente, ha acusado a Mueller de tratar de obligar a los testigos a declarar en su contra para obtener tratamiento favorable. Este tipo de engaño es ciertamente motivo para iniciar el procedimiento de destitución.
  3. Trump ha cometido abuso de poder perturbando el orden democrático de la nación. Ha distorsionado su mandato al interferir con las agencias del poder ejecutivo, incluyendo el FBI, el fiscal especial a cargo de la investigación sobre la interferencia electoral y otras agencias de inteligencia, en violación de su deber de ejecutar fielmente el cumplimiento de las leyes. Ha pedido el encarcelamiento de sus oponentes James Comey, Hillary Clinton y otros. Este comportamiento irresponsable socava la fibra de la nación ya que causa que las personas pierdan la fe en la verdad, las elecciones y la justicia. Esta subversión de la democracia es una causa concreta para iniciar el procedimiento de su destitución.

Estas imputaciones serán debatidas en la Cámara de Representantes para iniciar el procedimiento de destitución. Como los demócratas cuentan ahora con mayoría en la Cámara de Representantes asumamos aquí que los cuatro cargos anotados  se constituirían en artículos para el procedimiento de destitución. Pero ¿cómo estos cargos se examinarían en el juicio político en el Senado? A continuación, se pasa revista a como lucen sus opciones de que ellos consigan aprobación en el Senado.

a. Los argumentos presentados en el Párrafo 1 no son concluyentes para afirmar que hubo colusión con participación de DT, aunque queda por conocer que más ha acumulado Mueller. Es plenamente posible que al final Mueller pueda sostener exitosamente que si hubo colusión, pero sin demostrar que DT sabía o colaboró. Se puede vislumbrar que la defensa admitiría que realmente hubo colusión, pero que DT no sabía nada. Sin una “pistola humeante’ en su mano, DT saldría caminando ya que los 47 senadores demócratas no conseguirían que 20 senadores republicanos se les adhieran, para completar los requeridos 67. No debe descartarse tampoco que Mueller pueda ciertamente presentar una pistola humeante en manos de DT. Para concebir en lo que constituiría eso, leer: “Aparte 1 – La pistola humeante que acabó con Richard Nixon”.

b. El cargo del Párrafo 2 es el más cómodo de probar gracias a que si existe una pistola humeante en manos de DT. Ello gracias a la cinta que presentó su ex-abogado M. Cohen en la que se discute los pagos a las mujeres. Esto permite edificar un caso de violación a la ley de financiamiento electoral. Es concebible que por ello se abra un proceso en su contra tan pronto como deje la presidencia. No considero probable que 20 senadores republicanos se plieguen al pedido de desafuero por este delito. Leer: “Aparte 2 – Pecadillos o aun agravios irrebatibles no traen abajo a un presidente de los EE.UU.”.

c. Los cargos de los Párrafos 3 y 4 no están sólidamente constituidos. En ellos a hay muchas escapatorias a favor de DT. Igualmente, no considero probable que 20 senadores republicanos se plieguen al pedido de desafuero por esos motivos. Leer: “Aparte 2 – Pecadillos o aun agravios irrebatibles no traen abajo a un presidente de los EE.UU.”.

En contra del normal estilo de mis notas, caigo en la tentación de incursionar en terreno especulativo. Los bancos timados de Nueva York no prestan un peso al autoproclamado “Rey de la Deuda” por décadas. DT es un tipo notorio en embromar a sus inversores, contratistas y empleados, y también en alternar con usureros, timadores, estafadores, delincuentes y matones. Un tipo así tiene que amenazar o utilizar violencia: golpizas para hospital, chantajes, y cosas por el estilo. Exagerando, DT sería el padrino de la “Trump Crime Family”. ¿Qué pasaría si Mueller o el SDNY (Distrito Federal del Sur de NY) presentasen pruebas irrebatibles de atropellos y acciones criminales que no tienen nada que ver con su colusión con los rusos?

O que aparezcan documentos que demuestren su pensamiento y actuación racista. Esto acaba de ocurrir con el gobernador demócrata de Virginia R. Northam, un respetado político que tenía pretensiones concretas para aspirar a la presidencia en el 2020. Se trata de una fotografía publicada en su página del libro anual de su escuela de medicina en 1984. Northam, en principio, un viernes por la noche admitió y pidió disculpas ante al unánime rechazo de todas las partes en el estado. Para el sábado a medio día, patéticamente, afirmó que él no estaba en la foto (no se puede aseverar nada ya que la pintura negra y la capa del KKK esconden los rasgos de los dos racistas), y que no renunciará.   Estimo que el terminará deshonrosamente dimitiendo. Lo que se debe señalar aquí es que denuncias sobre odios y fanatismos del racismo son muy serias, y capaces de alternar la posición de políticos celosos de sus imágenes de dirigentes y líderes.

¿Sera que ese tipo de revelaciones tendrían el efecto requerido para invertir 20 votos republicanos?  Semanas antes de las elecciones apareció la cinta de “Access Hollywood’ en que DT alardeaba que como era una estrella, las mujeres le dejaban hacer lo que quisiera, aun acciones bruscas en sus órganos femeninos. La reacción inicial fue que su candidatura quedaba arruinada, pero lentamente empezó su recuperación (algunos especulan que eso tuvo que ver con el lanzamiento del segundo lote de correos electrónicos robados por Wikileaks). Al final, el episodio no causo ninguna significativa reducción de su caudal electoral, el que se mantuvo y le dio la victoria.

Sumarizando, el primer cargo, el más importante, está en el aire. Los restantes tres no van a conseguir el respaldo de 20 senadores republicanos.

Así, respondiendo a la interrogante planteada, mi mejor parecer es que, con lo que se sabe hoy y con lo que creo que aporten Mueller y otros, el granuja seguirá radiante en la Casa Blanca el primero de enero del 2020. Ojalá me equivoque y aparezcan revelaciones horrendas.

[][][]

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Aparte 1 – La pistola humeante que acabó con Richard Nixon

En el acalorado debate en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes para elaborar el procedimiento de destitución contra Richard Nixon se presentaron argumentos concluyentes sobre su culpabilidad.  Entonces apareció el Representante Charles Wiggings, un Juez de California, que en el mejor estilo del abogado defensor Perry Mason (de la serie de TV de los años cincuenta) argumentó calmadamente que “…todo lo que presenta aquí son habladurías sin PRUEBAS. ¿Donde están las PRUEBAS?”. La alocución causó sensación, sobre todo entre los republicanos, que en un 50% todavía creían en la inocencia de Nixon. Las pruebas no tardaron en aparecer.

En el medio de esos días la Corte Suprema falló por unanimidad que las reclamaciones de privilegio ejecutivo del presidente sobre las cintas eran nulas. Nixon tenía que entregar todas sus cintas al fiscal especial.

Días después, el 30 de Julio de 1974, el Comité Judicial presentó el procedimiento de destitución comprendiendo tres artículos: Artículo I: Obstrucción de Justicia; Artículo II: Abuso de Poder; y Artículo III: Desacato al Congreso.

Nixon acorralado empezó a entregar las cintas lentamente en pequeños lotes, hasta que el lunes 5 de agosto de 1974 suministró la pistola humeante. Se trataba de la conversación del 23 de junio de 1972 de hora y 35 minutos (5 días después de la irrupción ilícita en Watergate) en la que él y Bob Haldeman, su jeje de personal, discutieron pormenorizadamente lo que se tenía que hacer: declarar que la irrupción era un trabajo de la CIA y que esta debía pedir al FBI que deje de investigar. Sus muchachos habían entrado para averiguar qué exactamente conocían los demócratas sobre detalles peligrosos de Bahía de Cochinos, que la CIA tenía que impedir que trascendiesen. El dinero si lo habían recibido de su Comité de Reelección, pero eso era una terrible metida de pata. Los muchachos, que de verdad habían sido de la CIA, habían exigido pago inmediato, y unos incapaces metieron mano a lo que había en el momento. Nixon, un tanto cansado, ordenó al final tajantemente que se contacte a la CIA diciéndole: “El Presidente cree que se va destapar otra vez el caso de Bahía de Cochinos. Llamen Uds. al FBI y pidan que no se avance más es este caso por el bien del país. ¡Punto!”. La CIA nunca acató la orden.

Tres días después, el jueves 8 de agosto de 1974, Nixon anunció por TV que renunciaba.

Uno de los misterios del siglo XX es porque Nixon, quien sabía de las muchas pistolas humeantes yacientes, no las quemo el día 1, tan pronto como, digamos, apareció el Juez Sirica del DC. Nunca eso ha quedado claro. Aparentemente el hombre, a pesar de su formidable inteligencia, era a veces un soberano indeciso. Otros han opinado que él vivía encandilado en escribir sus memorias las que él creía que iban a tener un tremendo éxito histórico y sobre todo comercial. Su narrativa iba a tener un impacto nunca visto por la precisión y sagacidad que le permitirían sus valiosas cintas.

Una transcripción de esta pistola humeante está disponible en : https://www.nixonlibrary.gov/sites/default/files/forresearchers/find/tapes/watergate/trial/exhibit_01.pdf

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++Aparte 2 – Pecadillos o aun agravios irrebatibles no traen abajo a un presidente de los EE.UU.

El caso más manifiesto de esto es el procedimiento de destitución (el segundo de la historia) contra el presidente Bill Clinton ordenado por la Cámara de Representantes el 19 de diciembre de 1998. Todos sabían que el muchacho era un mentiroso consuetudinario. Pero ahora se le acusaba en juicio político en el Senado de perjurio y obstrucción de justicia. En el debate fue evidente que las faltas no eran tan serias para justificar su desafuero. El sinvergüenza había traicionado a Hilaria, no a la nación. De los 55 senadores republicanos solo 50 votaron por su destitución. Finalmente, Clinton salió caminando absuelto de ambos cargos.

En el debate en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes para elaborar el procedimiento de destitución contra Richard Nixon se presentaron 10 cargos. Solo tres fueron aprobados: Artículo I: Obstrucción de Justicia; Artículo II: Abuso de Poder; y Artículo III: Desacato al Congreso. Los otros siete fueron serias acusaciones, pero que, según la mayoría, no merecían pasar al juicio político en el Senado. Como ejemplo, se enumeran tres de esas transgresiones:

  • Evasión de impuestos. Conviene aclarar que no se le estaba acusando de eludir sino de evadir el pago de impuestos, una ofensa penal, no civil. El por supuesto alegó que no sabía de qué cosa le hablaban, y desfachatadamente declaró: “Yo no soy un pillo” (“I am not a crook”). Su contador acabó en la cárcel.
  • El escándalo ITT/Dita Beard. – Richard Nixon había decidido que la convención republicana de 1972 para su re-elección se celebrase en San Diego. Inesperadamente, el municipio declaró que no haría ningún aporte económico (normalmente ser sede de tales eventos es considerado una gran victoria para cualquier ciudad). No hay problema, dijeron los partidarios de Nixon, nosotros ponemos el cacao. Y entonces apareció un memorándum escrito por Dita Beard, una cabildera para la ITT (International Telephone and Telegraph) que sugería que la compañía aportaría $ 400,000 para el evento de San Diego a cambio de que el Ministerio de Justicia abandone el caso antimonopolio contra ITT, que entonces estaba en proceso. La estrategia de la firma y el gobierno fue negar todo y afirmar que el memorando era falso; que la firma era falsificada y que, además, la fulana era una tronada. En eso ayudaba que Beard era una persona que tomaba mucho, fumaba en cadena y que siempre estaba enojada y irritada. De pronto, ella se esfumó alegándose que estaba delicada de salud recluida en un hospital. Temiendo un escándalo caótico, y aduciendo problemas laborales y de costos, los republicanos ágilmente transfirieron el evento a Miami Beach.
  • El bombardeo secreto de Camboya — Richard Nixon, sin informar al congreso, ordenó en marzo de 1969 el bombardeo “alfombra” de Camboya. Hizo todo lo posible para mantener las misiones en secreto. Para evitar las críticas al bombardeo, se puso en práctica un elaborado sistema de informes duales de las misiones. Así, se engañó al país sobre este acto de guerra contra un país neutral. La destrucción fue tan devastadora para el campo que causó una agitación sociopolítica que finalmente llevó a la instalación del régimen de Pol Pot.

Es evidente que el desafuero de un presidente requiere cargos irrebatibles de traición, soborno u otros graves delitos como lo exige la Constitución. Algo menor, no cuenta.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s