Time pública un “Primer” sobre Inteligencia Artificial (IA)

Bajo el titulo (traducido al español): “Inteligencia Artificial, El Futuro de  la Humanidad”, Time nos sorprende con una Edición Especial dedicada a la IA. Esta publicación esta presentada en estructura “primer”, la  cual consiste en una guía para el iniciante, aunque con copiosos detalles; normalmente son solo los lectores con serio interés los que que utilizan los “primers”. Pero aclaremos que el trabajo de Time no es material de estudio, es decir, no es un curso intensivo (“crash course”) para dominar el tema; es más bien un simposio, una diversa colección de opiniones.

Como se llame, el trabajo es un excelente conjunto de 96 páginas conteniendo 20 ítems (reseñas, artículos, ensayos) que provienen de todo el espectro: apologistas, descontentos, inventores, empresarios, etc. De haber un  consenso, este es que la AI está transformando, o va a transformar, irremediablemente nuestro planeta Tierra de Dios Nuestro Señor, para bien o para mal.

¿Por qué es la IA ahora tan importante para el profesional de relevancia? Para poder encontrarle un lugar en los mercados laborales actuales y futuros, y así ayudarle a mantenerse en carrera. Hasta antes de leer la publicación, yo estimaba que  la penetración de la AI era algo para el largo plazo. Siempre ha sido indudable que el profesional tiene que usar al máximo la tecnología para  aumentar continuamente su productividad. Pero la irrupción de la AI que estamos contemplando parece ser otra cosa. Se postula que si un trabajador (de cualquier nivel) no consigue adaptarse, otro mejor informado se comerá su almuerzo. Ese conflicto es aun más peligroso para el joven profesional. La amenaza de desempleo secular es palpable.

Yo por mi parte, no soy completamente ajeno a la IA. Como hoobista hace  30 años era un ávido lector de las promesas y los alardes de que la era de la IA estaba al vuelta de la esquina. Era la época en que el mítico MITI (Ministry of International Trade and Industry) del Japón  dictaba las pautas en informática y otras tecnologías. Ellos proyectaban que su computadora de quinta generación iba a  sacar provecho práctico a los ya propuestos  algoritmos IA, utilizando los lenguajes LISP y Prolog. ¿Pero qué pasó? Bueno entre otras cosas al Japón se le acabo la cuerda (entró en una recesión que dura hasta el día de hoy) y los fondos se cortaron. Fue el Primer Invierno IA. Más adelante,  lo mismo ocurrió cuando los yankees abaldonaron el proyecto SDI (Strategic Defense Initiative, o Guerra de las Galaxias, en español). Los fondos y las investigaciones se volvieron a paralizar. Se trataba del Segundo Invierno IA.

Luego se produce un periodo de 1995 al 2010 de lento pero continuo avance con computadoras más potentes y algoritmos más prácticos. Al mismo tiempo, se acumularon y configuraron enormes bases de datos en muchas disciplinas, las que quedaron disponibles para búsquedas más significativas. Se dice que fue en el 2011 en el que ocurrieron formidables avances y que por fin se obtuvieron resultados prácticos en dos ramas capitales de la IA: “Machine Learning” y “Neural Networks”.

La primera utiliza nuevos lenguajes Python o R que utilizan técnicas estadísticas permitiendo optimizar las  soluciones en tareas como el manejo de automóviles sin intervención humana. La segunda (llamada también “Deep Learning”) aborda los datos supuestamente emulando la acción de las neuronas del cerebro, cuando penetran capas de información que contienen enormes cantidades de datos. Supuestamente, no es necesario programar “procesualmente” pues la máquina dirige a sus neuronas, las que van “aprendiendo”  a encontrar  la ruta que más conviene para  encontrar la solución. Así, la computadora analiza imágenes, señales o gráficos eligiendo en cadena dos elementos los cuales reconocen un tercero, sucesivamente avanzando hasta presentar soluciónes en forma de probabilidades. Grandes avances se  han obtenido en reconocimiento de voz, textos manuscritos, ordenamiento de objetos naturales, o presentación de diagnósticos médicos.

En la publicación se afirma  que la era de los vehículos sin conductor ya está aquí. ¿Por qué? Porque supuestamente  manejan con más seguridad que los conductores humanos. Tesla, GM, Ford, Toyota, Mercedes Benz están de acuerdo, Y ya 17 estados en este país (incluido Illinois donde vivo) los han, o los están legalizando. Las computadoras son mejores para mantener  una velocidad estable de crucero y maximizar le eficiencia del combustible, y para la rápida toma de decisiones. Nunca se  quedan dormidas, o se distraen por la esposa o los chicos, o por un imprudente que mete en su carril. Todo va a cambiar para lo mejor. Los efectos en la economía y seguridad serán gravitantes por lo que se espera que después de un razonable periodo de adaptación,  esos vehículos se conviertan en mandatorios.

Pero ¿son estas peroratas reamente ciertas? Bueno, por lo menos no para Apple, cuyo jefe dijo en jun17 que esta aplicación era “la madre de todos los proyectos IA”, para dos meses después abandonar cualquier esperanza de algún día veamos rodar al mítico “carro Apple”.

De todas maneras, el vigoroso avance de la IA pone en primer plano la  hipotética situación llamada “singularidad”, en la que las maquinas conseguirían una capacidad de racionamiento superior a la que cuenta la mente humana. Según algunos entusiastas, las diferencias entre humanos y maquinas que puedan existir desaparecerán, en el no tan lejano futuro. El Director de Ingeniería de Google teoriza que el momento clave lo encontraríamos quizás en menos de 30 años. Después de todo, el omnipresente buscador Google nos llegó mucho más antes de lo pronosticado.

La publicación concluye con un ensayo sobre las ideas de David Gelernter, un pionero de la IA que tiene el dudoso honor de haber sido uno de los blancos  del Unabomber (el anarquista que por 17 años envió explosivos a destacados miembros de la comunidad científica). El 24jun93,  Gelernter abrió un paquete que le voló la mano izquierda y le daño su visión. En esa fecha era un prominente investigador en Yale de las técnicas que finalmente condujeron a las colosales supercomputadoras de hoy en día.

Gelernter rechaza de plano la inminente equiparación de las máquinas con el hombre. Se burla de sus colegas que se han vuelto tan  pedantes con sus geniales diseños que no aceptan que sus maquinas tienen limitaciones. La inteligencia humana, opina el,  está estrechamente ligada a sentimientos y a procesos corporales. Nosotros prácticamente no conocemos nada sobre como maniobraban las mentes de Shakespeare o Ghandi. Se comete un craso error de ignorancia cuando se habla de reemplazar esas mentes, o cualquier otra, sencillamente.

Gelernter, un experto sobre la conducta de los procesos mentales, afirma que el cerebro cambia de diversos  modos de operación muchas veces al día. Para ilustrar, elijamos el modo de intensidad, que alterna entre  “alto foco” y “bajo foco”. En “alto foco”,  estamos listos a recibir y resolver prontamente un problema, de manera similar a la actuación de una computadora. En “bajo foco” nuestra mente imagina cosas aparentemente sin lógica y soñamos  despiertos o dormidos. Lamentablemente, se categoriza como superior al primer estado sobre el segundo, restándole a este último su debida importancia. Actualmente, la IA prácticamente ignora los enormes aportes del  “bajo foco”

Ocurre que es en “bajo foco” cuando  a veces ocurren los momentos ¡Eureka!, como lo atestigua el premio Nobel Loewi y el mismo Gelernter, quienes solucionaron sus incógnitas básicas en sueños. Y también lo afirma este servidor quien ha experimentado varias veces esos instantes de creatividad durmiendo. Me es grato enterarme que esos “flashes” estaban  plenamente reconocidos por la ciencia. Muchas veces he recibido miradas  de escepticismo, o de sorna no disimulada.

Según Gelernter una máquina nunca va a igualar al ingenio de la mente humana porque ella no experimenta sentimientos como el amor, la pena, el odio, el arte. Quizás aun más importante, no existe una verdadera  conciencia humana sin la sombra de la muerte. Dijo Kafka: “El significado real de la vida es que ella se acaba”.

Quisiera concluir declarando que esta producción de Time es una excelente fuente que leí ávidamente. Como solo en otras contadas ocasiones, terminé  la última página para dirigirme a la primera, para leer la obra de nuevo. Utilícenla ustedes, o corran el riesgo de quedarse atrás.

Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

Thaler (el valiente, pícaro, renegado, apóstata, traidor) recibe el Nobel en Economía

La Real Academia Sueca de Ciencias anunció el 09oct17 que el economista Richard Thaler, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Chicago, había recibido el Premio Nobel de Economía 2017 por sus contribuciones en el campo de la economía del comportamiento. Su trabajo de larga data ha demostrado que el comportamiento humano ciertamente influye en los mercados, los que imaginariamente son racionales. El comité del Nobel estuvo de acuerdo con él y declaró que honraba a Thaler por su trabajo pionero que demostró que las personas son previsiblemente irracionales, y que a menudo se comportan de una manera que desafía la teoría económica.

El comité del Nobel agregó: “Sus hallazgos empíricos y sus conocimientos teóricos han sido fundamentales para fomentar el nuevo y rápido crecimiento de la economía del comportamiento, la que ha tenido un profundo impacto en muchas áreas de investigación y política económica”.

Escribiendo en The Guardian, Robert Shiller, premio Nobel de 2013, concordó: “Richard Thaler es un controvertido ganador del premio Nobel, pero uno merecedor…. Para algunos en la profesión, la idea de que la investigación psicológica haya sido incluida como  parte de la ciencia económica ha generado su hostilidad durante años. No de mí. Me parece maravilloso que la Fundación Nobel haya elegido a Thaler. La Nobels en Economía ya han sido otorgados a varias personas que pueden ser clasificadas como economistas del comportamiento, como George Akerlof, Robert Fogel, Daniel Kahneman, Elinor Ostrom y yo. Con la incorporación de Thaler, ahora representamos aproximadamente el 6% de todos los premios Nobel de Economía otorgados … Pero muchos en economía y finanzas todavía creen que la mejor manera de describir el comportamiento humano es evitar la psicología y en su lugar modelar el comportamiento humano como la optimización matemática de individuos aislados actuando  egoístamente … Por supuesto, no todos los economistas, ni siquiera la mayoría, están comprometidos con esa opinión, como lo demuestra el hecho de que tanto Thaler como yo hayamos sido elegidos presidente, en años sucesivos, de la Asociación Económica Estadounidense, nuestro principal cuerpo profesional “.

La lista de Shiller no incluye a Karl Marx, quien debatió el tema con la Escuela Austriaca de Economía. Pero eso podría ser el material para otro ensayo.

Debe quedar claro que Thaler ganó el Nobel por perturbar su profesión. Probablemente mis seguidores recuerden mi nota de 22 de mayo del 2015 con motivo de la publicación de su controvertido libro: “Mal Comportamiento: la Elaboración de la Economía del Comportamiento”, que transcribo a continuación. De hecho, fue en esta nota en la que arribe a la pregunta sobre cómo sus oponentes iban a llamarlo: valiente, pícaro, renegado, apóstata o traidor.

Y  vaya que tenía oponentes. Uno de ellos fue Merton Miller, el premio Nobel de 1990 y coautor del Teorema Modigliani-Miller, uno de los fundamentos de la teoría financiera moderna. Recuerda que Miller ni le dirigía la palabra, y  que ni siquiera hacia contacto visual cuando se cruzaban por los pasillos de la Universidad de Chicago.

 

Es reconfortante encontrar que el comité del Nobel está de acuerdo con este servidor sobre la fijación que tiene  la ciencia económica prevalente en el Homo Economicus.  Los hombres no somos robots que solo pensamos en los beneficios económicos que podemos obtener en todas y cada una de nuestras acciones.

El premio es muy importante porque refuerza el trabajo de varios profesionales, incluido Daniel Kahneman, el psicólogo que ganó el Premio Nobel de Economía 2002, sobre la necesidad de considerar factores personales que son importantes para la gente como la honestidad, la igualdad o la integridad.

Mas aún, Thaler ha señalado fallas en uno de los principios tradicionales de su institución, la famosa “Escuela de Chicago”, que postula que las personas siempre se comportan de manera racional para maximizar su estrecho objetivo de bienestar económico. Ese concepto enriquece los enfoques, pero no es muy útil cuando se trata de formular nuevos encauces sobre cómo funciona la economía en la realidad.

Observo  con interés que mi nota del 2015 iba más allá de un comentario sobre el libro de Thaler. Allí vertía mis conceptos sobre la necesidad de que la profesión y el país presten más atención al verdadero rol que la ciencia económica debe prestar a la de sociedad. Acabé afirmando: “La Economía es siempre política. Toda la Economía es política”. Lean porqué.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Llámenlo como deseen: valiente, pícaro, renegado, apóstata, traidor

NIR-1550 del 22  de mayo del 2015

El artículo adjunto del NYT comenta el libro “Portándose Mal: La Creación de la Economía del Comportamiento” (mi traducción) del economista Richard Thaler, 69, un destacado profesor de la Escuela Booth de Negocios de la Universidad de Chicago. Thaler es un verdadero hombre de la profesión que actualmente se desempeña como Presidente de la Asociación Estadounidense de Economía.

A primera vista, el libro  reseña el medio siglo trascurrido desde  la formulación de la Economía del Comportamiento. En realidad, es evidente que el principal propósito de Thaler es presentar una suerte de historia secreta de su profesión, y más exactamente, atacar a la venerada Escuela Económica de Chicago de la que ha sido (y todavía es) miembro por dos décadas. Como el autor no clarifica el  título de su libro, el comentarista opina que los “malcriados” serían los osados proponentes de la nueva rama, aunque podría ser que el “malcriado” sea el autor mismo,  dado lo arriesgado de su narrativa. Thaler no vacila en aportar nombres y divulgar errores y situaciones embarazosas. No está claro qué cosa le motivo para atreverse a  divulgar los secretos más íntimos de su profesión.

Cuando Thaler comenzó su carrera en 1970, los economistas estaban en una decisiva acción para probar que su materia no era una simple ciencia social. Pero los efectos económicos son resultados de decisiones tomadas por humanos. Para “demostrar” que se contaba con la misma precisión matemática que en Física, por ejemplo, los economistas adoptaron la radical hipótesis de que los humanos (homo economicus) no somos más que “optimizadores”, y que tenemos un comportamiento  tan predecible como la velocidad de la caída libre de un objeto.

En el comienzo de su carrera, Thaler preparó una lista de comportamientos  que  obviamente estaban en  contradicción con lo predicho por sus colegas. Por ejemplo, el “efecto propiedad personal”, por el cual otorgamos mayor valor a una propiedad física o intelectual cuando es nuestra, que cuando pertenece al vecino. El relata la patética y a veces cómica oposición de economistas empecinados en negar relevancia a estos ejemplos.

Más tarde, Thaler se involucró en problemas de políticas públicas. El notó que la resolución de estos requería muy poco de economía pues tenían más que ver con  discernimientos psicológicos o de otras ciencias sociales. Como lo economistas se oponían al uso de juicios no económicos, al final quedaron perjudicados al perder relevancia sus fundamentos económicos. Thaler sostiene que era en realidad “… un insulto a esas otras ciencias sociales, si la gente insiste en llamar económica  a cualquier investigación relacionada con problemas de  políticas públicas”.

No se debe olvidar que Adam Smith, el padre de la economía moderna, era más bien un profesor de Moral Filosófica. La obra maestra de Smith, “La Riqueza de las Naciones”, no es plenamente entendible sin la previa lectura de su anterior trabajo, “La Teoría de los Sentimientos Morales”. La noción  de “homo  economicus” resultaría muy extraña a Smith. Los economistas harían bien en aceptar sus raíces en las ciencias filosóficas y sociales. Ninguna cantidad de procesamiento de datos numéricos puede sustituir la necesidad de enfrentar la complejidad de la existencia humana.

El comentarista finaliza con su deseo de que, inspirados en Tahler, otros motivados profesionales se animen a enfrentase a ortodoxias mistificadas en un amplio rango de disciplinas.

Aprovecho esta oportunidad para tocar aquí otra  tendencia igualmente preocupante en la profesión, la pretendida despolitización de la ciencia económica. Esta inclinación se encuentra aun en el nombre actual de la ciencia: “Economía”, en vez de “Economía Política”,  el calificativo utilizado por Smith, Ricardo y Marx.

Recordemos que la definición de la ciencia es: “Economía (o Economía Política) es el estudio de cómo las sociedades utilizan escasos recursos para producir  bienes y servicios útiles, y distribuirlos entre los diferentes grupos”. Para ello, las sociedades deben resolver tres problemas fundamentales: QUE producir; COMO producir; y PARA QUIEN producir. En estas tareas, los grupos recurren a las instituciones disponibles en  sus sociedades. Los economistas de este país implican que estos procesos se efectúan en un juego limpio y justo. Se intenta desconocer la esencia política  de todos y cada uno de los escenarios de producción.

La realidad es que los grupos en el forcejeo están concentrados en clases con diferentes intereses, las cuales están   continuamente  enfrentadas en disputas políticas para ejercer su autoridad. En todas las instituciones, sean los gobiernos de los diferentes niveles, los poderes legislativos y judiciales, las asociaciones de trabajadores, las fuerzas armadas, etc., hay arduas contiendas por el control de ellas. Por supuesto, en la mayoría de los casos son las clases dominantes las que consiguen el control de los recursos y condiciones existentes para imponer su autoridad. Ellas no vacilan en recurrir a amenazas y fuerza para lograr sus intereses.

Actualmente algunos economistas de este país están negando que haya clases en su sociedad. Arguyen: “No hay clases en los EE.UU. No hay clase media. Lo que hay es un sector de ingresos medios”.

La Economía es siempre política. Toda la Economía es política.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Voy a ir al cine

Voy a ver “Silencio” de Martin Scorcese”. Como corresponde, acudiré a un local  del centro de Chicago para obtener una proyección de máxima calidad.

Es algo que ahora no hago a menudo. La más reciente película que vi en teatro  fue “Selma” hace dos años. Mis últimos comentarios fueron el 17oct10  para “The Social Network” que examinaba el espinoso nacimiento de Facebook.

Las opiniones que aquí apunto están basadas en un extenso  artículo de la revista del New York Times que analiza esta importante obra la cual será estrenada la próxima semana en  Roma ante una selecta de audiencia eclesiásticos jesuitas. Se comenta que posiblemente Scorcese  y el Papa Francisco (un jesuita el mismo) estarán en un rincón escondidos para después entablar una aguda discusión.

Para mí, este artículo es de particular interés ya que  Scorcese es mi contemporáneo al  que ha seguido muy de cerca por cuatro décadas. El autor del artículo introduce facetas pocas conocidas  de este extraordinario hombre de cine enfocando su valerosa espiritualidad, a menudo controvertida.

Creo que Scorcese no necesita una presentación. Solo señalar que prácticamente he visto todas sus obras incluyendo sus excelentes  documentales (vienen a mi memoria la de la historia de los Blues, y la que detalla lo que trascurre detrás de escenas  en una presentación de los Rolling Stones). Quizás debido a su peculiar personalidad, el maestro recién recibió el Oscar en el 2006 (por “The Departed”) después de siete nominaciones.

No siempre he quedado impresionado. Su película del 2013 “The Wolf of Wall Street”, aunque aclamada  en la taquilla (400 millones de USD), fue en realidad pobre. A decir verdad,  no parecía un “película Scorcese”. Y ahora se encuentra la explicación. Fue financiada a todo dar con dinero de la escandalosa estafa que compromete al Primer Ministro de  Malaysia. Leonardo DiCaprio, el galán de la película, está siendo investigado por el Ministerio de Justicia, aparentemente  por recibir jugosa alita.

“Silencio” trata de un tema que Scorsese, un fervoroso pero fustigador católico, ha perseguido por mucho tiempo.  A través de su carrera,  sus penetrantes ansiedades teológicas han causado conflictos con el clero y el público. En particular el divaga quizás más de la cuenta en lo relativo al dogma cristiano de la fe. No satisfecho con la sosegada e incongruente  posición de explicar todo con un salto de fe (“leap of faith’), el investiga con pasión la verdadera naturaleza de la fe, el elemento esencial de la virtud cristiana.

Comenta el que concibió llevar a la pantalla  “Silencio” en 1989 cuando recién principiaba a superar  la  amarga experiencia que le había traído su fatídica obra “The Last Temptation of Christ”. Abatido y exhausto se puso a leer “Silencio” una novela de 1966  escrita por S. Endo un experto en la historia del Catolicismo en Japón que llegó a ser en un éxito literario mundial de la época. El narra que tuvo una epifanía en la que decidió en ese momento hacer de la obra una película prominente. Le tomó un cuarto de siglo conseguir el respaldo económico y mediático para realizar tamaña empresa. Aclara que fue aun más difícil conseguir la  concentración y ánimo necesario para plasmarla. Por qué?

“Temptation”  fue una adaptación de la novela de 1955 de N. Kazantzakis que imagina que Jesucristo baja de la cruz para vivir una experiencia terrenal formando su familia con María Magdalena. Para algunos esta concepción estaba en línea con la  enseñanza capital del cristianismo: que Jesús  era plenamente humano y plenamente divino. Para muchos otros (incluido este servidor) la película era  una barata tergiversación y  un grave sacrilegio que no tomaba en cuenta la espiritualidad y sensibilidad de las grandes mayorías cristianas.  Como afirma el artículo: “ … el proyecto en el acto se complicó  tornándose increíblemente nocivo”.  La película fue exhibida en medio de exasperadas manifestaciones de rechazo en los cinco continentes alegando que se trataba de un alevoso ataque de magnates judíos de Hollywood.  Scorcese  y Universal (la distribuidora de la película)  estuvieron confinados por años a listas negras.

Debo clarificar que he vuelto a ver  recientemente “Temptation”  y ahora no la considero tan tirada de los pelos. La película incorpora un importante mensaje histórico que ha recibido trascendente consideración  en las últimas décadas. Se trata  sobre  las varias perspectivas religiosas sobre el Mesías y la llegada de Dios prevalentes durante la creación del Cristianísimo. Una importante corriente del momento era la violenta  secta de los “Zealots” la cual daba al mensaje del Mesías un contenido político y rebelde que abogaba por el fin de la hegemonía romana sobre la nación hebrea y por el fin de la corrupta casta religiosa judía.  Se afirma que Judas Iscariote (el único discípulo que no era de Galilea) era un Zealot que se desengañó  completamente con el mensaje de Jesús por lo que se convirtió en traidor. Este importante contexto histórico es prácticamente ignorado en los Evangelios a pesar que era una realidad incuestionable y que  condujo a la destrucción de Jerusalén por Tito en 70 DC (escenas de la devastación  son presentadas en “Temptation”).

El argumento de “Silencio” trata de Sebastián Rodrigues, un sacerdote jesuita enviado  al Japón en el siglo XVIII para servir el culto de los católicos locales e investigar la suerte del anterior  misionero que aparentemente había renegado de su fe cristiana bajo tortura. Así, Rodrigues  se encuentra enfrentando al brutal regimen del shogunato, que como Nerón 17 siglos antes, encierra, tortura y asesina a los seguidores de Jesucristo.

Clarifiquemos que Japón era en la época gobernado por un  shogun, un regente militar que era un dictador con poder absoluto sobre la nación y el emperador convertido en una formalidad ceremonial. Los shogun habían decidido aislar al Japón completamente de cualquier influencia europea, con excepción de Portugal por propósitos estrictamente comerciales. Así, cualquier pretensión portuguesa de introducir y diseminar el cristianismo era combatido violentamente.

Rodrigues se encuentra  ante el cruel dilema de convertirse o no en  apostata para aliviar la tortura de sus correligionarios. Al final, el decide profanar el retrato de Cristo pisando un plato de bronce con su imagen como lo habían hecho de centenares de cristianos antes de él. Rodrigues racionaliza que su apostasía no era un acto de duda sino más bien un acto de fe. La película finaliza la con la pregunta ¿qué cosa realmente pensaba el apostata? ¿Cuál era su verdadera fe?

Este cuestionamiento es otra vez el interrogante que siempre ha acompañado a Scorcese sobre ¿qué cosa es realmente la fe? Desde su niñez en el barrio de Pequeña Italia de Manhattan, un entorno  profundamente místico para  generaciones de  católicos, Scorcese ha vivido activamente sus dudas. Eso se inició en su época de monaguillo en la solemne Antigua Catedral de San Patricio  (ubicada en la calle Mulberry cerca Houston).

El autor del artículo en una visita a esta iglesia le preguntó si había una conexión entre “Silencio”  y su experiencia en el lugar. Scorcese respondió: “La conexión  nunca se interrumpió. Ha sido continua. Nunca la deje. En mi mente, estoy aquí todos los días”.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Presidente Trump: Al César lo que es del César

Mi serie “El Fenómeno Trump” es ahora “Presidente Trump”.

Decía Pedro Navaja antes que lo maten: “La vida te da sorpresas; sorpresas te da la vida”. Y así es.

Esta nota es un “mea culpa”. Posiblemente como periodista hubiese resultado un fracaso, puesto que hay errores que no se pueden soslayar. Aunque aquí puedo presentar un argumento de necio: “Hubo muchos (en realidad muchísimos, quizás centenas) que cometieron el mismo error en prácticamente todos los medios. Aun la admirada revista “New Yorker” sacó en portada la enorme y horrible cara de Donaldo Trump (DT) con únicamente el rótulo “LOSER” (perdedor).

Además, para mi defensa, en varias de mis notas señalé claramente que Hilaria Clinton (HC) era una desacreditada, torpe, arrogante y hambreada politicastra. Sus limitaciones siempre fueron evidentes ya que en el 2008 fue arrollada por B. Obama y en la presente campaña fue arrinconada contra las cuerdas por B. Sanders. Queda la duda de que en una limpia lid quizá no hubiese conseguido la nominación ya que su victoria conto con el respaldo del aparato partidario como se reveló oportunamente.

¿Cómo pasó esto?  ¿Cómo fue que este  servidor y tantos otros fallaron tan crasamente? Señalo las siguientes razones y eventos:

  1. ¿Fue un problema de los encuestadores por no hablar con las personas adecuadas? ¿O debido a gente diciendo a los encuestadores una cosa y luego votando de manera diferente? ¿O a la falla de no encontrar a aquellos votantes blancos que se iban a presentar en masa para votar por DT? Probablemente fue una mezcla de todos esos casos.  Pero, lo que se sabe ahora es que los encuestadores no habían tomado debida cuenta del llamado “voto blanco faltante”, que siempre tuvo la atención de DT. Había millones de votantes blancos descontentos que sólo buscaban un candidato que hablara por ellos. Estos fueron los 47 millones de ciudadanos que podrían haber votado en 2012, pero que no lo hicieron. Esta masa de votantes fue cortejada con éxito por DT (y B. Sanders) pero los encuestadores inútiles no idearon una manera apropiada de identificarlos y contarlos.
  2. Los profesionales en los medios de comunicación, en los cuerpos de gestión de campañas y en las firmas encuestadoras resultaron completamente y sistemáticamente equivocados. La victorias de DT en todos los tres estados “campos de batalla” (Florida, Ohio y Pennsylvania) fue sorprendente, pero no extraordinaria. Lo que fue realmente espectacular fueron sus victorias combinadas en Wisconsin, Pennsylvania y Michigan, los estados de la llamada “pared azul”, que supuestamente los demócratas no podían perder ya que en ellos venían ganando allí desde 1992.
  3. Mi cuarta nota (con fecha 19sep16, con el presagiante título “Mandando a la lona a la ‘farsante Hilaria Clinton’”) contiene una incógnita de la mayor importancia:

    “… [aquí] señalo la revelación que trajo la última encuesta de CNN sobre quién es el candidato ‘más honesto y confiable’. Opina el 50 % del electorado que ese es nada menos que DT. ¡HC está muy atrás con el 35%! ¡El público considera más honrado al mentiroso patológico que a la farolera!”

Para mí, este dato concreto resultaba un enigma, el cual es ahora explicable. Se pudo concluir que si se tomaba una muestra al azar de 100 votantes, solo 33 podrían haber votado por HC. ¡Un momento! El electorado demócrata (o que vota demócrata) constituye un buen 50%. ¿Porque la diferencia? Ahora es evidente que esa diferencia de un 15% eran demócratas que no consideraban HC lo suficiente honesta y confiable  para otorgarle su voto (se sabe ahora que eran diversos demócratas jóvenes y los partidarios de Sanders).  Por lo contrario, un 50 % eran republicanos y otros que podrían haber votado por Trump, y evidentemente así lo hicieron. Obsérvese que se trata de una ¡decisiva ventaja del 15%!

  1. Debe haber poca duda de que la principal causa de la victoria de DT se debió al aumento del populismo blanco. Este cambio, que es histórico y probablemente irreversible, fue causado por una nueva mentalidad entre la población de raza blanca (la mayoría del país) con respecto a tres factores: a) miedo al cambio social: sienten que su modo de vida se ve amenazado y demandan ley y orden; b) temor a los ataques físicos por personas extrañas: es decir, de inmigrantes y terroristas; y c) el colapso de su identidad racial: creen que el privilegio social y económico que tradicionalmente disfrutaron está desapareciendo. Este último factor merece un mejor examen. Durante mucho tiempo, el progreso económico de la nación ha servido para que los blancos de la clase trabajadora se sientan seguros y exitosos, y que tengan confianza de que a sus hijos les iría aún mejor. Eso era, de hecho, un círculo virtuoso porque el progreso y los logros podían, en sí mismos, sustentar una especie de identidad blanca. Pero la industria y las manufacturas del país han disminuido y los puestos de trabajo para obreros prácticamente han desaparecido golpeando fuertemente a muchas ciudades y pueblos, haciendo que su identidad se debilite. Combinados con ese deterioro, ellos observan con temor las consecuencias del movimiento por los derechos civiles y de una política de inmigración más diversa. Por lo tanto, tienden a apegarse más a identidades basadas en características innatas como de raza. Eso explica por qué el DT recibió un fuerte apoyo en el electorado de áreas de mayoritaria raza blanca donde la gente se sentía impotente ante la erosión gradual de sus privilegios.
  2. Luego de las convenciones Republicana y Demócrata, DT cometió una serie de metidas de pata y desatinos que hacían pensar que su candidatura iba a implosionar. Empezaron las deserciones en su partido pero el hombre logró levantar cabeza. En víspera de los debates había el temor que HC corriese la misma suerte de los 16 contendores republicanos ya que ella nunca fue buena en debates, o en situaciones que no estaban bajo su control. Pero HC salió adelante, sobre todo en el primer debate donde logro dominar claramente la escena. Esta situación causo su fuerte repunte en las encuestas. Como para ratificar su estrepitosa caída, a principios de octubre sale a la luz un video en el que DT suelta brutales groserías y describe como él suele atacar los genitales de una mujer, confirmando su carácter cruel y depravado. Este episodio concluye con DT 7%  detrás  de HC en el voto popular hacia mediados del mes. Parecía que el peligro de una presidencia Trump había quedado atrás.
  1. En los últimos días, su candidatura parecía una patética pantalla dividida: a un lado, una demostración coreografiada de calma y confianza; y otra de penuria y debilidad de un candidato otrora petulante, ahora inseguro de victoria. Incluso el personal del Comité Nacional Republicano se quejó de que DT no sólo había ya perdido las elecciones, sino que estaba arrastrando a la derrota a los candidatos de la Cámara de Representantes y del Senado, condenando así a todo el partido. James Comey del FBI anunció el 28oct16 que estaría reiniciando la investigación de los correos electrónicos de HC. Dos días antes de las elecciones, dijo al Congreso que no había evidencia para presentar cargos. Esto hizo que el liderazgo de HC cayera, pero manteniendo su clara ventaja hasta el final.
  1. Sin embargo, reclinado en su avión en el último fin de semana de la campaña DT rechazó cualquier sugerencia de que su campaña, impulsiva, peculiar y ahora en duda, terminaría en derrota. Seguía diciendo: “Voy a ganar”. Fue aquí que yo produje mi jocosa sexta nota “Fin de fiesta” sobre el fin del político DT. Pero resalto que declaré que aunque RC contaba con una abrumadora ventaja, su triunfo no era seguro. Percibí señales de vida al final de la campaña de DT.

Concluyo con un segmento que escribí para mi quinta nota (la que trataba de Trumponomics), en el que me imaginaba DT como un astuto hombre de negocios si es que llegaba a presidente. Mi nota me salió muy larga (4 páginas) por lo que decidí no incluir el fragmento. Bueno, lo preparado cobra ahora actualidad. Aquí esta lo que  compuse:

“Es posible (si no probable) que DT dé marcha atrás en lo que atañe a sus peores programas como el muro mexicano, la deportación masiva de extranjeros indocumentados, la anulación de Obamacare (y otras ayudas de salud del gobierno) y el desencadenamiento de guerras comerciales”.

“Además, aun  si lleva a cabo sus chantajes, los resultados probablemente serían menos dañinos de lo que  la mayoría pronostica. El ha dicho muchas veces que todo es negociable.”

“Examinemos sus estridentes enfoques a los acuerdos internacionales de comercio. El se opone a la Asociación Transpacífica, quiere renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y ha amenazado con rotular a China como manipulador de moneda. No es seguro que estos van a dar lugar a guerras comerciales sino más bien a solo bravuconadas con poco efecto.”

“Por otra parte, los EE.UU. tienen una larga historia de mano fuerte en negociaciones comerciales, lo que les permitió forzar medidas que resultaron efectivas. R. Nixon impuso un recargo de importación del 10 por ciento en 1971; Ronald Reagan batalló en los años 80 consiguiendo el Acuerdo del Plaza para depreciar el USD y para lograr que Japón estableciera límites voluntarios de exportación; B. Obama obtuvo una conformidad de-facto de China para que apreciase su Yuan en el 2010.”

¿Y qué viene  ahora? Bueno, pretendo escribir una serie permanente sobre esta sabandija bajo el título “Presidente Trump”. Les aseguro que jugoso material no ha de faltar ya que el va a continuar su desbocada existencia.

Puse César en el título de esta nota como reconocimiento a la formidable capacidad de acción de este granuja. Pero ahora me viene otro pensamiento. Cuando Jesucristo compuso su proverbial refutación, el estaba respondiendo a tunantes que intentaban emboscarlo para echarle encima el poder romano. El se estaba refiriendo  a Tiberio Cesar, el hombre más omnipotente  de la época (Lucas 20:25; Marcos 12: 17;  Mateo 22:21). Ahora yo estoy reseñando otro “César”, el Presidente de los EE.UU., el hombre más poderoso que pisa el planeta actualmente: el truhán DT. Después de 2000 años, tenemos otro disoluto degenerado en la misma posición. El mundo no cambia.

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

El fenómeno Trump: Fin de fiesta

Esta nota es la sexta y última sobre Donaldo Trump (DT), el candidato republicano para las elecciones del 8nov16.  Ha sido un largo y gratificante ejercicio que me ha permitido ahondar mis conocimientos de la política, sociología y gobernabilidad de este país, y ampliar mi entender de las estadísticas y probabilidades de encuestas de gran tamaño.

Emito este trabajo anticipadamente ya que la próxima semana estaré viajando por Europa y Asia. Todavía quedan 11días en los que podría haber sorpresas mayores aunque estimo que el dado ha sido lanzado. Ya presenté mi balota de voto ausente en la librería pública de mi barrio.

La contienda presidencial de 1972 claramente anticipó que el vencedor sería R. Nixon sobre su contendor G. McGovern. En la víspera, fueron consultados los voceros de las firmas encuestadoras Yankelovich y Gallup. El primero adoptó la posición de que RN era el indiscutible favorito pero se negó a declararlo vencedor. El segundo afirmó categóricamente que el ganador iba a ser RN.  Los resultados fueron: RN 61%, GM 38 % en el voto popular; RN 520, GM 17 votos en el Colegio Electoral.

En las presentes elecciones, el algoritmo estadístico en tiempo-real del NYT pronostica para hoy 28oct16 que las chances de victoria son de 92% para HC y 8% para DT. Entonces, ¿voy yo a optar por la posición Gallup-1972? No, voy a afirmar como Yankelovich que el triunfo de HC está prácticamente confirmado pero no es seguro. Quizás en la víspera se podría endorsar un escenario Gallup. Pero como están ahora las cosas, DT todavía tiene posibilidades de seguir con vida, y es seguro que va a continuar con su maligna campaña de tierra arrasada hasta el último momento. En mi pasada nota señale que la estrategia de DT (HC presa fácil; mentiras sin límites) puede todavía rendir buenos frutos en los últimos dias. Aunque una victoria de DT necesita todo lo siguiente:

  1. DT debe vencer en todos los estados rojos (Republicanos) ganados por M. Romney en el 2012. Eso está difícil pues HC esta fuerte en varios de ellos sobre todo en Carolina del Norte, donde Obama triunfó en el 2008.
  2. Debe ganar en todos los tres estados “campos de batalla”: Ohio, Florida y Pennsylvania. Eso es muy improbable pues HC esta fuerte en los tres, sobre todo en Pennsylvania.
  3. “2a”. Como una variante de (2), DT podría perder en uno de los tres “campos de batalla”, digamos en Pennsylvania, pero tendría  que conseguir triunfos en estados normalmente azules (Demócratas), como por ejemplo en una combinación de Iowa, Nevada, New Hampshire y Maine. Alternativamente, podría ganar en un  estado azul gordo (como Michigan) y alguito mas. Estas opciones se ven difíciles en este momento.

Esta no es una carrera reñida. En el día del drama, el desenlace vendrá pronto.

A las 7 pm-EST, los lugares de votación cerrarán en seis estados con un total de 60 votos electorales. Ninguno  es muy importante, excepto que este lote incluye Virginia. Este estado es considerado como un buen barómetro para detectar las condiciones en toda la nación.

A las 8 pm-EST, los lugares de votación se cerrarán en otros 19 estados más Washington, DC. Este lote es muy revelador ya que incluye los tres estados “campo de batalla”, además de Carolina del Norte. DT debe ganar en todos estos cuatro estados para poder completar los 270 votos electorales necesarios para hacerse de la victoria.

Las autoridades estatales normalmente producen resultados del 100% de los precintos en una hora, más o menos. Sin embargo, los medios de información  efectuarán  encuestas en “boca de urna”. Por lo tanto, algunas combinaciones de resultados reales con datos de “boca de urna” revelarán en breve qué candidato está tomando la iniciativa en cada estado. Dependiendo de qué tan cerca las votaciones resultaron, los medios de comunicaciones  declaran los ganadores de cada estado con bastante rapidez.

Por lo tanto, si HC consigue uno o más de esos estados “campos de batalla”, la carrera habrá terminado. Si sus márgenes son tan sólidos como se prevé, los ganadores estatales serán anunciados hasta en menos de una hora. Entonces, es probable que para las 9 pm-EST, más o menos,  podamos saber que RC ha  derrotado a DT. Esta rapidez será una rareza más de las que han acompañado a las elecciones del 2016.

En aquel momento, el espectáculo de DT llegará a su fin y él se irá a casa apaleado como se lo merece. No creo que cumpla su bravata de cuestionar la victoria de la “tramposa HC”. Pero vamos a ver.

¿Cuál será el futuro que le espera? Sabemos que no va a quedarse callado o arrepentido de su papelón. Estimo que:

a. Continuará con las mentiras de su campaña, probablemente iguales de ridículas, o aun más espeluznantes. Repito una de ellas que anda coreando en todos los lugares sin un ápice de apocamiento: “Soy la persona menos racista que Ud. haya conocido en su vida”. Es posible que este farsante compulsivo crea de verdad que eso es cierto.

b. Continuará con sus acusaciones que fueron “el manejo sucio de la elección” y “la deshonestidad de los principales medios de comunicación” los que le robaron el triunfo.

c. Demandará a todas las once mujeres que se han presentado para acusarlo de avances sexuales agresivos. Según él: “Cada una de esas mujer mintió cuando se lanzaron adelante para perjudicar mi campaña – todo es una completa fabricación”.

¿Cómo será DT recordado en la posteridad? Bueno, hay un antecedente histórico que nos puede ilustrar lo que podría ocurrir. Es el Senador Joseph McCarthy, un político oscuro y mal informado,  que en la década de 1950 llevó a cabo una caza de brujas anticomunista feroz utilizando tácticas brutales y patibularias. El Presidente H. Truman lo llamó: zorrino, malandrín y mentiroso patológico (¿suena familiar?). Harto de su circo, el Senado lo sancionó en una votación del 67 a 22, por tener una conducta “contraria a las tradiciones del Senado.” Sin su base, la “era del Macarthismo” terminó, y él murió de alcoholismo poco después. Si pierde DT malamente, no sería extraño que sufra el mismo destino.

¿Un Götterdämmerung de su coterráneo Wagner (o Hitler)? DT es un germano-estadounidense.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

El fenómeno Trump: Trumponomics, una garantía de fracaso

Esta nota es la quinta sobre Donaldo Trump (DT), el candidato republicano para las elecciones del 8nov16. Se analiza su visión económica para como “Hacer a los EE.UU. Grande de Nuevo” mediante la expansión del crecimiento para ganar la competencia global.

He esperado para el final de los tres debates presidenciales para poder comentar el paquete final. No voy a comparar lo que proponen Hilaria Clinton (HC) y DT sobre  los problemas económicos de la nación. Mi atención se centrará en Trumponomics, tratando de separar los hechos de las fantasías.

En el siguiente análisis, es necesario reconocer la verdadera mentalidad del magnate convertido en político. Se trata de una persona que desarrolló un esquema fraudulento en su infame Universidad Trump; dejó de pagar a  cientos de contratistas que entregaron sus productos y servicios de buena fe; se benefició de la operación temeraria de sus casinos sin importarle las consiguiente quiebras; que, probablemente, no es tan rico como dice ser. Entonces, ¿cómo este hombre va a ser capaz de tomar decisiones de estado dado su falta de probidad y conocimientos.

Con sus múltiples quiebras, este auto-proclamado “rey de la deuda” siempre ha utilizado sistemas de financiación que son contrarios a la administración del tesoro de un país. Francamente, parece paradójico suponer que él y sus propuestas son de verdad.

Incluso prominentes economistas republicanos están de acuerdo. Glenn Hubbard, decano de la Escuela de Negocios de Columbia y asesor principal del Presidente George W. Bush escribió: “Las políticas de lucha contra el comercio y anti-inmigración de Trump auguran un futuro de lento crecimiento para  todos los estadounidenses, en particular para los de medios y bajos ingresos”. Seth Klarman, que dirige el fondo de cobertura Baupost, declaró:” Sus palabras y acciones a lo largo de los últimos días son tan escandalosamente inaceptables en nuestra sociedad diversa y democrática que es simplemente inimaginable que Donald Trump podría llegar a ser nuestro presidente “.

Los bolsas de valores están en desacuerdo con las afirmaciones de DT que su triunfo será bueno para los negocios. Dos estudios separados han coincidido en que habría una caída del 10-12% si gana DT en comparación con una victoria de HC. Esto significa que los mercados tendrán una pérdida de 2,000,000 de dólares  el 09nov16, una caída más profunda  que la sufrida después de 11sep01. Así, la economía se deteriorará aún antes que el nuevo Presidente de Trump se haga cargo en enero. Sí, ¡los mercados tienen miedo a DT! A proposito, uno de los estudios el cual fue ejecutado por J. Wolfers de la Universidad de Michigan, es una brillante aplicación de Econometría. Se logra la discernir entre “correlación” y “causalidad”  de parámetros macroeconómicos.

Entre los más activos tópicos de discusión económica destacan los siguientes son los siguientes:

Comercio

El problema con DT (y en menor medida, con HC) es que básicamente hace caso omiso a la transformación de  la hoja de balance de la nación. Desde hace muchas décadas se ha producido una transformación gradual del país, de una poderosa potencia industrial a una sociedad de servicios. De costa atlántica a costa pacífica, los Estados Unidos no son ahora una tierra de chimeneas industriales sino un paisaje de centros comerciales. El país es un motor que ahora exporta mayormente servicios y capitales, mientras que genera masas de personas sin trabajo. Muchísimos ciudadanos cualificados y orgullosos de antaño se han convertido en errantes  improductivos.

El comercio en general beneficia a las economías, aunque siempre hay ganadores y perdedores. Los consumidores se benefician de ropa más barata, artefactos eléctricos y otros productos, mientras que empresas importantes estadounidenses como Apple o Caterpillar puede vender más de sus productos en el extranjero. Pero el comercio ha perjudicado a muchas fábricas y trabajadores de los Estados Unidos porque sus empresas no han sido capaces de competir con firmas extranjeras que disfrutan de mano de obra barata, así como subsidios y otros beneficios de sus gobiernos.

La herejía más importante de DT es su abandono a la doctrina de libre comercio. El afirma que NAFTA (el TLC de América del Norte firmado por el esposo de HC) y otros acuerdos comerciales han costado innumerables puestos de trabajo a los EE.UU. El amenaza con imponer altas tarifas a  países como China, que exportan una gran cantidad de productos baratos a los Estados Unidos. “. DT acostumbra a culpar a esos acuerdos y a la Organización Mundial del Comercio sobre gran parte de lo que está mal con la economía del país. Afirma que HC: “… no entiende nada de comercio… NAFTA  es  el peor acuerdo comercial en la historia”.

DT está seguro de que él, y sólo él, tiene la fortaleza para impulsar la economía y poner a sus adversarios extranjeros de rodillas. Él quiere renegociar NAFTA  y  ha amenazado con cancelarlo si es necesario. Y propone presionar a China para forzar acuerdos comerciales más justos. También afirma que retiraría el apoyo de los EE. UU. al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés).

Existe el peligro de que las altas tarifas impuestas por DT pudiera iniciar una ruinosa guerra comercial. Esta lucha elevaría los precios de las importaciones a los EE.UU. y disminuiría el volumen de las exportaciones de EE.UU. Los estudios han encontrado que si Trump golpea a las importaciones chinas y mexicanas con un arancel del 40%, los precios al consumidor en general subirían en un 3%. Las represalias por parte de China y México correrá el riesgo de cortar esos mercados claves, afectando a las empresas estadounidenses y los trabajadores que producen los bienes y servicios para ellos.

El problema podría agravarse por la probable subida del dólar y la disminución global de las industrias de exportación de la nación. Esta contienda podría traer consecuencias desastrosas para los EE.UU. y las economías globales. En 1930, el Congreso promulgó la ley Smoot-Hawley, que impuso tarifas para proteger a los agricultores estadounidenses. Eso hizo que la Gran Depresión se tornase mucho peor.

Inmigración

Cuando el 16jun15 DT  anunció oficialmente que era candidato a la presidencia de los EE.UU para hacer grande otra vez a los EE.UU no perdió un minuto para empezar sus bárbaros ataques a los mexicanos como delincuentes, por lo que él iba a construir un gran muralla que:  “¡… será pagada por ellos!”.

Su plan para reducir la población de 11 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en los Estados Unidos es deportarlos, utilizando redadas de tipo militar autorizadas por el Presidente Eisenhower en 1954. La iniciativa, conocida como “Operación Espalda Mojada”, expulsó a cientos de miles de mexicanos. Ciertamente también podría aprender del Presidente Obama que ha deportado alrededor de 2.5 millones hasta la fecha.

La muralla ha demostrado ser una de división moral, tanto como física. Un artículo del NYT  informa de que los expertos en seguridad nacional, en política de inmigración y en ingeniería civil opinan  que su construcción sería una tarea de enormes proporciones y que podría causar más problemas que los que resolvería. DT no ha dado detalles, excepto que sería construida utilizando elementos prefabricados de hormigón y acero, y que podría tener unos de 15 m de altura. Después de informar  inicialmente que se extendería a través de toda la frontera sur de 2,000 millas, ahora dice que solo la mitad de esa longitud podría ser suficiente debido al uso de  barreras naturales. El ha estimado su costo en 10 mil millones de dólares.

Todd Sternfeld, Presidente del Superior Concrete, un importante constructor de murallas dice: “Los recursos necesarios  serían astronómicos.” Él cree que incluso una versión económica costaría al menos 26 mil  millones de dólares. La logística sería una pesadilla que  incluiría  varias plantas para fabricar los elementos de hormigón y alojamiento temporal para una fuerza de trabajo de 1,000 personas, si la obra debe acabarse dentro el primer mandato de DT.

Es imposible estar seguro de lo DT haría si llegase a ser  presidente EE.UU., pero es comprensible que el podría abandonar su  amenaza de la muralla, su propuesta más absurda. No comparto ese punto de vista. Creo que el va a comenzar y va a construir al menos una parte de ella. Este “muro para nada” será su legado, para la vergüenza de su país.

Deportaciones en masa serían nefastas para el prestigio nacional, y desfavorables para la economía nacional. Significarían una brusca caída de la oferta de mano de obra en múltiples sectores económicos y lugares del país. Como mínimo, al haber un menor número de trabajadores debido a las deportaciones, o a acoso a un suficiente  número que  opten por salidas voluntarias, la producción nacional decaería. Si los inmigrantes se van, muchas firmas tendrán dificultades en cubrir los puestos vacantes. Muchas de las posiciones requeridas por los nuevos proyectos quedarían vacantes, ya que en  el momento en que  la administración de DT alcance su zénit, el país ya  se encontraría en condiciones de  pleno empleo. Es decir no existiría una fuerza de trabajo libre de donde contratar. Algunas empresas que son fuertemente dependientes de la mano de obra inmigrante podrían tener que cerrar. En la medida que la escasez de mano de obra aumentaría los salarios, la Reserva Federal tendría que aumentar las tasas de interés para combatir la inflación.

Impuestos

DT propone: la reducción de impuestos a los ingresos “en todos los ámbitos” (para las personas ricas y pobres); el descenso de  las tasas de impuestos corporativos de forma sustancial; y “la simplificación de los bloques impositivos”. Por lo tanto, las clases altas disfrutarán de dos favores: impuestos más bajos a sus ingresos personales, e impuestos más bajos a sus firmas. Afirma que estos “estímulos” incentivaran inversiones corporativas que desatarían el crecimiento del PIB.

DT está repitiendo la vieja ficción de la teoría de “Incitar la Oferta” que sostiene que la reducción de los impuestos a los ricos produciría inversión, crecimiento e ingresos fiscales más altos. G. Mankiw (el autor de “el nuevo libro Samuelson en Economía”) ha reafirmado su rechazo de 1997 a este “aceite de culebra”: “Utilicé los frase ‘charlatanes y chiflados’ en la primera edición de mi texto de Economía para describir a algunos de los asesores económicos de Ronald Reagan, quienes le decían que los recortes de impuestos de base amplia tendrían enormes  efectos sobre la oferta de producción, de manera que los recortes de las tasas  impuestos aumentarían los ingresos fiscales. Yo no encontré tal afirmación creíble basado en la evidencia disponible. Nunca lo he comprobado, hasta la fecha.”

Después de décadas de análisis no se ha encontrado ninguna correlación entre las tasas de crecimiento y la reducción de impuestos económicos a los ricos. De hecho, la reducción de las tasas de impuestos a los afluentes  no está relacionada con el crecimiento económico, ya que no logran impulsar la economía.

Más aun,  los cortes de impuestos a los ricos disminuirían los ingresos fiscales y los fondos que se necesitan urgentemente  para educación, servicios de salud y reparaciones y reemplazos urgentes de infraestructura. Por lo tanto, el plan de DT empeorará la dañina desigualdad de ingresos que afecta a la nación en la actualidad.

Por otra parte, un estudio reciente ha encontrado que plan de impuestos de DT podría aumentar los impuestos sobre las familias de ingresos medios y bajos. ¿Cómo? La “simplificación de los bloques impositivos” reduce las tasas de impuestos a  ricos y pobres y todos los grupos verían una reducción monetaria de impuestos en promedio. Pero promedio no quiere decir que eso es para todo el mundo.

El plan del DT elevaría el nivel de impuestos más baja al 12% del 10%. Y se eliminaría la condición jefatura del hogar, que hoy beneficia a padres solteros con dependientes, comparado con una clasificación de soltero a secas. Y la derogación de las exenciones personales, cancela reducciones que valen $ 4050 por cada padre y dependiente. Como resultado, por ejemplo, un padre soltero que gana $ 75,000 con dos hijos en la escuela media vería un aumento de impuestos de $ 2,440.

Por lo tanto, muchas familias de ingresos medios y bajos pueden esperar un aumento de sus impuestos en virtud de Trumponomics. Como se suele decir: “el Diablo está en los detalles”.

Apartándome del propósito de esta serie, concluyo señalando que en mi opinión las  providencias propuestas  por  DT (así como las de HC) resultaran ineficaces para revertir  el endémico  deterioro de la economía que ya dura más de medio siglo. Son medidas que aluden a los síntomas, no a las causas del deterioro. Lo que se necesita es la intervención directa del estado en industrias identificadas y consideradas vitales para el desempeño de la economía nacional a mediano y largo plazo. Este proceso estratégico ha sido utilizado en su momento por Francia, Sur Corea e Israel con sobresalientes resultados. Pero se trata de Planeamiento Industrial, por lo que siempre recibe un NO rotundo en los presentes círculos de poder de este país. En el capitalismo, se cree que la industria privada, no el estado, genera el crecimiento de la economía

A propósito, el más grande sector de la economía, el sector inmobiliario, recibe “de facto” Planeamiento Industrial. El Estado en sus diferentes niveles apoya, concibe, financia y supervisa la producción de  unidades de vivienda en toda la nación. Se trata de un dinámico 13% del PIB vital para la economía de los EE.UU.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Samsung, el resto de la historia

La noticia es que su teléfono inteligente Galaxie Note 7, su producto bandera que se vendió como pan caliente,  está  explotando en llamas. Si, ese avanzadísimo modelo que era orgullosamente  voceado como “el mejor del mercado” (y el más caro; uno bien equipado pasaba $1k) está siendo llamado de vuelta en 10 países totalizando 2.5 millones. Lo grave, como informa el NYT, es que la compañía ha terminado  reconociendo que se debe aun intrínseco problema de diseño; es decir no se trata de un mal funcionamiento de baterías como inicialmente anunciado.

Cuando las explosiones comenzaron en agosto, la  compañía investigó los incidentes convocando en el acto a cientos de ingenieros para que  diagnostiquen el problema a la velocidad del rayo. Ninguno fue capaz de conseguir que un teléfono explote. Ellos llegaron a la conclusión que el defecto era causado por baterías defectuosas de uno de sus proveedores. Actuando prontamente, Samsung, anunció en setiembre el retiro de todos los Note 7 que ya habían salido de fábrica, decidiendo  continuar con el envío de nuevos conteniendo baterías provistas por otro fabricante.

Esa medida fracasó. Se recibieron informes de que los teléfonos nuevos también explotaban.  Los ingenieros regresaron  a sus mesas de trabajo. Un informante anónimo indicó que los laboratorios de Samsung hasta comienzos de octubre todavía eran incapaces de reproducir ninguna explosión.

En vista del enorme daño a la reputación de la empresa, y para evitar mayores complicaciones, los directores decidieron literalmente  “matar al hijo preferido”. Concluyeron que el problema se derivaba del recargado número de funciones incluidas en el aparato, y de no haber probado debidamente ni el prototipo ni el producto terminado. En realidad, evidentemente Samsung no cuenta con  un programa de pruebas apropiado, lo que constituye una gravísima falencia.

Samsung tiene un antecedente similar de catastróficos resultados en celulares. En 1993,  sus modelos registraron un 12% de defectivos. Lee Kun-hee el Presidente del Directorio decidió cortar por lo sano. Juntó 150,000 teléfonos devueltos y los trituró pasándoles un vehículo delante de 2,000 empleados.  Les dijo: “…  hoy me cambian todo excepto sus esposas e hijos”.  Bueno, ahora deben hacer algo equivalente o peor. Los directores, como en Japón, deben pedir perdón en grado extremo: arrodillados con su cabeza golpeando el suelo.

A propósito de baterías. Teléfonos inteligentes utilizan “ion de litio” para acumular la enorme energía que se necesita para su funcionamiento. Así, estas compactas “pastillas” constituyen siempre un peligro potencial pues cuando funcionan mal tienden a explotar; y eso ocurre cuando normalmente estamos muy cerca. En los EE.UU. se han reportado ya 97 averías con el Note 7 causando 26 quemaduras y 55 amagos de incendios. El problema es pues muy serio ya que pone en riesgo la integridad de los usuarios.

Samsung, un gigante con más de $ 300,000 millones en ventas anuales, es un enorme conglomerado disfuncional.  El Presidente del Directorio (hijo del patriarca que fundó la firma en 1938) es un tunante de siete suelas. Asumió la presidencia en 1987 pero la tuvo que abandonar en el 2008 al haber sido condenado a 3 años de prisión (sentencia suspendida) por haber mantenido un fondo secreto para sobornos y otras fechorías dentro y fuera de Sur Corea. Orondo, regreso a volver a ocupar la presidencia en el 2010 continuando hasta la fecha en el cargo a pesar de denuncias de sus hermanos y un escándalo sexual en el 2015. En el 2005 tuvo que afrontar una tragedia familiar, la muerte de hija de 25. Ella, una estudiante de NYU, no había muerto en un accidente automovilístico como reportado,  sino como consecuencia de un suicidio derivado de disputas familiares.

Como Lee Kun-hee se encuentra enfermo, la firma está actualmente dirigida por su hijo Lee Jae-yong , 46, el Vicepresidente. Hasta hace poco parecía que su dinamismo iba a lograr un repunte de las ventas las que no crecen en los últimos dos años.  Además, el debía hacer frente a los continuos reclamos sobre el mal funcionamiento de diversos aparatos domésticos (lavadoras, refrigeradoras, hornos a microondas) y quejas sobre la atención al cliente. Ahora tiene que enfrentar un problema más serio: confrontar la masiva pérdida de prestigio en los mercados en cinco continentes.

A las personas  de mi entorno la nueva situación no les debe sorprender mucho. A pesar que Samsung iba en  la punta en los 2 productos electrónicos de la más alta tecnología (en televisores conjuntamente con Sony,  y en teléfonos inteligentes con Apple), yo siempre voceaba mi escepticismo por lo que leía sobre quejas sobre varios productos domésticos  y por mis dos recientes experiencias personales.

Yo había usado sin problemas por una década mi  terminal CRT de computadora Samsung  a colores,  sobre las que la firma tuvo el indiscutible liderazgo mundial. En el 2010, animado por eso y por las alabanzas que escuchaba en todos los lugares, me dije: “… voy a comprar el mejor toca-DVD’s para discos Blu-Ray del mercado,  y ese tiene que ser Samsung”. Recuerdo que la vendedora, que aparentemente sabía algo, me trato de desanimar: “Ud. puede conseguir la mismo utilidad por mucho menos dinero”. Repliqué: “No, yo compro aparatos con alto rendimiento para que me dure 10 años”. Resultó que el aparato había sido pésimo. Hasta para prender, apagar, y sacar el disco hay que esperar sus ganas.

Aun fue peor cuando el toca-DVD de mi hermana se tragó un disco. Había sido que el modelo era un producto mal adaptado de esos de antaño que permitían elegir un disco de un juego. Como resulto imposible recuperar el disco llame a Atención al Cliente, el cual me dejo boquiabierto cuando me informó  que no había ningún registro del modelo que tenía en mis manos. Me dije; ‘qué clase de compañía es esta ¡que pierde hasta el rastro de uno de sus modelos!”. Bueno, ahora entiendo que eso era una excusa para que les deje de molestar. A propósito, resolví el problema salomónicamente. Llame al productor del DVD y les dije que su disco en pauta no andaba. Me mandaron un sustituto. El disco original va a quedarse en la panza del Samsung hasta el día del juicio.

¿Por qué estas cosas le ocurren a Samsung y no a Apple, Sony, Panasonic o General Electric? Saquen Uds. sus conclusiones.

Posted in Uncategorized | Leave a comment