La historia de ISIS

El artículo adjunto del NYT titulado “Como ISIS expandió su amenaza” no es en realidad una nota periodística que narra la espectacular expansión de ISIS consumada en menos de 3 años. Se trata más bien de un listado de los numerosos artículos sobre el tema (proveyendo sus hipervínculos) que ha presentado el NYT en el periodo. Contiene además tres reveladores videos que incluyen vívido material.

Al escribir estas líneas hoy 19nov15, el día en que Francia confirmó la liquidación en Saint-Denis del belga Abdelhamid Abaaoud (el cerebro detrás de los ataques de Paris) y su prima, es innegable que una recapitulación como la intentada por el NYT es necesaria. ¿Qué cosa es lo que ha traído este resultado? Bien parece que el mundo occidental no logra entender lo que realmente les sigue golpeando.

Me he permitido reordenar las partes para lograr una lectura más equilibrada del artículo y así poder comprender las sucesivas etapas en las que el nuevo estado ha desarrollado su propagación.

Se trata de un grupo prácticamente liquidado en Iraq que se reagrupa “aprovechando el pánico “ de la cruenta guerra civil siria; que establece su capital in Raqqa imponiendo su brutal orden; que retorna a Irak dramáticamente capturando Mosul, su segunda ciudad; que proclama a su líder Abu Bakr al-Baghdadi califa de los todos los musulmanes; que desata el pánico con decapitaciones; que propaga una teología sobre las violaciones de mujeres; que logra desplegar un alcance que se convierte en global; que hace titubear a los EE.UU. cuando este entra en el conflicto; que continua su expansión luego que Rusia ingresa al teatro.

El primer video fechado el 18feb15 es ya una excelente ilustración de esta trayectoria, aunque acaba con una sagaz pregunta: “¿Cómo evolucionará ISIS contra toda la oposición que se ha echado encima? El segundo video presenta a al-Baghdadi, un veterano de las terribles jornadas del 2005-2007 en Iraq, que logró nuclear sus dispersos seguidores para hacerse fuerte en sectores de Siria en ruinas. Se puede ver que se trata de un hombre ágil de 44 años, bien parecido, bien hablado y bien versado en el manejo de armamento pesado (como Bin Laden y Mahoma). El tercer video es probablemente el más revelador. Se muestra el adoctrinamiento de una joven cristiana blanca de los EE.UU. a través de Skype desde Inglaterra. Luego de ser “trabajada bonito” por un periodo sin prisas, ella toma su voto musulmán vía Twitter. Su madre no consigue que desista de sus ideas de trasladarse a su nuevo mundo. Se estima que hasta la fecha 2,000 jóvenes occidentales se han incorporado a ISIS.

A mí también me quisieron “trabajar bonito”. Yo siempre he tenido interés en el Islam y Mahoma y he leído varios libros sobre esa religión desde joven. Hace unos meses vi en la calle un enorme cartel (“billboard”) que decía: “¿Quien es Mahoma? ¿Tienes preguntas? ¡Consigue respuestas!” Llame al teléfono inscrito y a los pocos días recibí un paquete con el Corán y otros varios libros muy bien escritos.

Unos días después me llamó una persona que juzgo era un experto clérigo. Su capacidad era equivalente o superior a la de un sacerdote católico realmente versado, algo escaso en estos días. La conversación fue amena aunque se torno alterada cuando tocamos la jornada nocturna de Mahoma con el arcángel Gabriel a Jerusalén y su ascenso a los cielos (el Mi’raj), antes del retorno a La Meca.

El predicador era partidario de la interpretación literal del suceso, es decir de que el cuerpo del profeta fue realmente llevado de la tierra al cielo. Yo le manifesté que hay otros musulmanes que no aceptan ese dogma y que creen que se trató de una experiencia mística, una exaltación espiritual que elevó su alma a una absoluta identificación con la presencia de Dios. Al caballero no le gusto lo que dije y dió por terminada nuestra conversación.

Estimo que en el mundo actual hay un inmenso calvo de cultivo para la propagación del Islam radical. ¿De dónde sale el dinero para ese masivo adoctrinamiento en los cinco continentes? Las fuentes de financiación para la expansión del ISIS provienen de donaciones de hombres acaudalados o clérigos del mundo musulmán, mayoritariamente de los países del Golfo como Arabia Saudita, Qatar o Kuwait. El alcance del Islam, ya con 1,600 millones de creyentes, sigue en expansión. ¿Cuántos de ellos son islamistas radicales? Solo Dios lo sabe.

En realidad la pregunta valida es más concreta. ¿Cuántos de ellos comparten el objetivo del profeta y de al-Baghdadi? Que el mundo entero sea un único estado islámico.

Cien años después de la muerte de Mahoma, el príncipe franco Carlos Martel (el “martillo”) logró derrotar decisivamente a fuerzas andaluzas superiores del califato Omeya, en Tours en el centro de Francia, el 10 de octubre de 732. Martel consiguió unificar el reino franco expulsando a los musulmanes en forma definitiva.

Trece siglos después estos están retornando con nuevos bríos.

 

http://www.nytimes.com/interactive/2015/11/14/world/middleeast/isis-expansion.html

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s