El cuarto mundo dentro de la séptima economía más grande del planeta

El artículo adjunto de Clarín presenta los resultados de una investigación de la Associated Press que revela que la falta de alcantarillado apropiado en Río de Janeiro causa estragos entre la población de las favelas. Aguas negras en canales abiertos llevan restos de desperdicios humanos y todo tipo de bacterias y virus a otras aéreas de la gran urbe, incluyendo aguas de la bahía donde se realizarán las competencias de la olimpiadas del 2016.

La investigación de la AP es la primera comprobación completa e independiente de virus y bacterias en los sitios olímpicos. Ella encontró que (los resaltados son de Clarín):

“… en todos los cuerpos de agua en los que se van a celebrar muchas de las competencias de los Juegos tienen altos niveles de virus y, en ocasiones, bacterias provenientes de desperdicios humanos. Un análisis de riesgos basado en la información obtenida por AP indica que, si un deportista ingiere el equivalente a tres cucharadas pequeñas de agua, tendrá un 99% de posibilidades de ser infectado por algún virus, lo que generó alarma entre algunos navegantes de élite: competidores de remo y de canotaje, maratonistas acuáticos y triatletas… Las autoridades insisten en que garantizarán el bienestar de los competidores en las sedes olímpicas, posiblemente valiéndose de medidas paliativas tales como la biorremediación, una técnica de manejo de basura que emplea organismos microscópicos para descomponer contaminantes. Sin embargo, los expertos dicen que las medidas contempladas no harán casi nada para combatir los virus causantes de enfermedades que proliferan en las aguas sucias”.

La investigación informa también sobre los peligros a que son expuestos los pobladores, sobre todo los niños. Ella informa que:

“Las secuelas de esta insalubre convivencia no son pasajeras, sino que repercuten por décadas, condenando a muchos niños a una vida llena de enfermedades. Un experto en salud pública dice que el alcantarillado de Río es “medieval” en gran medida, comparable al de Londres o París en los siglos XIV o XV…. Las secuelas de esta insalubre convivencia no son pasajeras, sino que repercuten por décadas, condenando a muchos niños a una vida llena de enfermedades”.

“Varios médicos generales que trabajan en clínicas públicas de Rocinha y otras favelas de Río calculan que hasta el 40% de los casos que tratan a diario provienen de aguas contaminadas. Gastroenteritis, hepatitis A e infecciones de la piel causadas por hongos constituyen los problemas más comunes entre sus pacientes….Los niños pequeños son los más afectados, dicen los médicos, probablemente porque la mayoría de las personas genera anticuerpos cuando llegan a la adolescencia… El doctor Luiz Joao Abrahao, director de la asociación de gastroenterólogos de Río, dijo que las enfermedades causadas por las aguas residuales alcanzan un nivel de epidemia en la ciudad. ‘La diarrea aguda es algo común, algo cotidiano’, indicó Abrahao, quien trabaja en el Hospital del Fundao, una institución pública ubicada en una isla del sector más contaminado de la Bahía de Guanabara. ‘Los más afectados’, señaló, ‘son los pobres’… Cristiane Candido, un ama de casa de 37 años, dijo que sus cinco hijos siempre estaban enfermos cuando eran pequeños. Ahora es el turno de sus nietos. “Es diarrea, diarrea, diarrea todo el tiempo”, se lamentó Candido. “Nada mejora aquí, nada. Sólo empeora”.
A menos de un año del comienzo de las olimpiadas, Río todavía considera causa perdida la prometida limpieza (80%) de la contaminada bahía de Guanabara. Como indicado arriba, expertos han denunciado que la polución de sus aguas puede ser peligrosa para la salud de los atletas, además de obstaculizar navegación para las competencias de vela, “windsurf” y otras. Pero las autoridades siguen negando la realidad. El alcalde de Río declaró hace unos días: “… la principal preocupación del comité organizador es la salud de los competidores… señalo que hay muchos atletas que dijeron que nadaron como peces durante recientes eventos que organizamos en la bahía…la que fue elogiada y enaltecida”. Aquí este señor felizmente no se echo las partes por haber retirado ya la mayoría de colchones, roperos y sofás.

No hay mucho interés en los faveleros de Río dentro de la séptima economía del mundo. Brasil siempre ha sido un país de horrendas desigualdades. En el siglo XVIII, la aristocracia vivía en lujosos palacios. Se construyó el “Acueducto Carioca” (una obra de la misma magnitud que los acueductos romanos de de Segovia, España, o Nemis, Francia) para proveer de agua fresca a los aristócratas, mientras los esclavos trabajaban sin descanso alimentados de “feijoada”. Uds. hoy pueden admirar esa extraordinaria arquitectura en los Arcos de Lapa, ubicados en el centro de Río.

Los brasileros no son los únicos en Latinoamérica que perennemente “empurran com a barriga” gravísimos problemas.

El Riachuelo, un curso de agua que atraviesa Buenos Aires, es uno de los diez lugares más contaminados del mundo. Esta pesadilla de polución proviene de larga data ya que el primer gobierno en intentar la limpieza del río fue nada menos que el de las Provincias Unidas del Río de La Plata en 1811, cuando prohibió a mataderos y saladeros que lanzaran sus desperdicios al río. ¡Gordas expectativas! Desde entonces prácticamente todos los gobiernos han ensayado soluciones destinando sumas millonarias. Carlos Menem prometió transformar el Riachuelo en 1,000 días y hacerlo apto para bañarse y pescar. Néstor Kirchner en el 2006 creó una autoridad inter-jurisdiccional con el único propósito de ejecutar un plan integral de saneamiento. Aparte de algunas mejoras visibles, como la extracción de residuos y relocalización de familias, la situación sigue estancada. Una auditoría interna de la autoridad rebeló en el 2013 que, como hidra de siete cabezas, han reaparecido el 70% de los basurales y que la contaminación química no ha mejorado.

En el centro de Asunción se encuentra el Bario Chacarita en el lugar donde estuvo el primer caserío español de esos lares. Poca satisfacción sentirían los faveleros de Río si se les señala que ellos viven mejor que los infortunados chicariteños del Paraguay. Yo estuve allí cuando perdí rumbo en un día de desbarajustes de tránsito y salí rajando huyendo del hedor y la inmundicia. La mayoría de los asuncenos desconocen cómo viven sus acompañantes más humildes. Es un lugar que nunca ha tenido desagüe de residuos, ni recolección de basura. Ni tampoco obras de canalización por lo que se inunda ante las crecidas del Río Paraguay (la última fue en el 2014) que anegan calles y casas desalojando a los habitantes. Entonces hay que desplazarse con mucho cuidado en canoas sobre aguas verdes que contienen alambres eléctricos y telefónicos, y sanguijuelas y culebras. ¡Desolación “Dystopean”! (antónimo de utópica, un anglicismo).

¿Son estos problemas irresolubles. No, pero se requiere una organización política que demande verdadera inclusión. Son conflictos que resultan de la desigualdad social (los afectados son los más pobres), o de “externalidades” de prepotentes capitalistas (polutan y no limpian). La solución requiere una vieja pero imprescindible prescripción: una resoluta lucha de clases.

http://www.clarin.com/mundo/Rio-de-Janeiro-contaminacion-aguas-cloaca_0_1428457409.html

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s