Díselo con Flores

Hoy es el Día de la Madre. Felicitaciones a todas mis seguidoras madres de familia.

También es un excelente día para la industria de las flores de este país. Hoy se venden tantas como en el Día de San Valentín. Miren el video anotado al pie para entender este gran negocio. Su título significativamente es: “El Complejo Industrial del Día de la Madre”.

No son baratas estas flores. Se pagarán hoy unos $2,000 millones. Un 80% es importado, mayormente de Latinoamérica (primariamente de Colombia, Ecuador y Costa Rica). Producir la hermosura de la flor es probablemente la parte fácil. La flor queda literalmente “herida de muerte “cuando es cortada. Hay que ponerlas perfectas en manos de la homenajeada, por supuesto con toda su vibrante hermosura.

¿Y cuál es el tiempo disponible para la venta? Es decir la máxima vida de frescura de las flores en días. Responde vacilantemente un mayorista neoyorquino: “…Unos 10 días”. Aquí va un ejemplo para rosas de Ecuador: córtalas, adórnalas, embalarlas: 16 horas; transporte al aeropuerto de Quito: 16 horas; viaje en avión a Miami: 5 horas (¿?); desaduanaje: 4-12 horas; bajar y subir a camiones de aeropuerto: 8 horas; transporte a mayoristas nacionales: 2 horas-5 días. Tiempo total: 2 días -1 semana. Al minorista final le queda poco tiempo (digamos 3-4 días) para comprar, desplegar y deshacerse de las benditas flores. No parece un fácil negocio.

Estos datos será de utilidad para aquellos de mis seguidores que exportan o planean exportar “bienes perecibles” a USA, Europa o Asia. A parte de producir y navegar los TLA’s (Tratados de Libre Comercio) es vital contar con un aparato logístico de primer orden.

Volviendo a las flores, estimo que en nuestra cultura no son de mucha importancia. Ni en México por lo que siento aquí en Chicago, a pesar de Xochimilco, Rivera o Negrete.

Una conocida cumplió años hace unos días y con mi esposa decidimos enviarle flores. Ella opinó que un ramito del mercado de unos $4-5 sería suficiente. Yo quise algo mejor por lo que fuimos a una florería en la que conseguimos un hermoso racimo muy bien presentado. Ni nos dieron las gracias.

A mí me gustan mucho las flores. En Nueva York hace unas 4 décadas me gustaba deambular por el distrito de las flores en Manhattan y un día decidí enviar un hermoso ramo de flores a una fulana, con reparto a domicilio. En ese tiempo antes de la globalización las flores eran carísimas; me costó unos $80 de hoy en día. Mi gesto fue totalmente relegado. Me salió el tiro por la culata.

Ese “Díselo con Flores” era una expresión que se usaba en el Perú hace medio siglo. No sé si todavía se emplea. Opino que definitivamente nosotros no lo decimos con flores.

Eso digo yo. ¿Qué dicen ustedes?

 

http://www.nytimes.com/video/business/100000002870650/mother8217s-day-moneymaker.html?playlistId=1194811622182Image

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s