Gus, un viejo conocido, fallece

Transcribo en parte mi eml NIR-1147 del 3jul11 a mis hijos IE y NE titulado “Gus, un viejo conocido, enviudece”:

■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■

 “Hace unos 15 años, en una tarde de verano, conocimos a Gus el guapo oso polar del zoológico del Bronx. Y también a Ida, su simpática compañera.

Fue todo un espectáculo porque Gus es un remarcable personaje.  Fue el mas interesante de todos los 30 o 40 que vimos en la visita. Recuerdo que se presentó vanidoso y orondo a nuestra audiencia de unas tres o cuatro docenas.  Y de repente, quizás acalorado por la temperatura, perdió todo  interés, nos dio la espalda y se metió en su cueva, como haciéndonos un desaire. Todos quedamos impactados por su súbito cambio de humor y nos reímos a carcajadas. ¿Se acuerdan Uds.? Doña Reina se ha olvidado completamente de la experiencia.

Según el autor de la nota adjunta (un “best”), eso no fue nada casual. Gus es un taciturno neurótico conocido por sus chifladuras. ¿Que va a pasar con Gus ahora que se ha ido su  acompañante de toda la vida? Lo más probable es  que la siga muy pronto como mi abuelo Germán, mi suegra Marciana, Fernando Belaúnde y muchos otros.”

■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■

Bueno, la nota adjunta nos informa que Gus ha fallecido. Se encontraba deprimido y enfermo.

Gus es (ahora fue) uno de los mas asombrosos animales que he conocido. Y eso que me he visitado una buena batería de zoológicos en mi largo devenir en este planeta de Dios Nuestro Señor. Me viene a la memoria una llama gigante (también en Central Park), un descomunal tigre de  Bengala en Lincoln Park de Chicago, una pareja de enormes y amables jirafas en el Bronx. Pero en simpatía y personalidad, Gus es (fue) mi favorito.

Conviene corregir una imprecisión. Lo conocimos en el zoológico  del Central Park, no en el del Bronx. Además añado que el tremendo trasero de Gus necesitaba una buena jabonada, lo que omití quizás por recato.

Y lean los comentarios. Para una buena mitad,  Gus fue un patético animal en cautividad. Para el resto (incluido este servidor), fue un gozo contemplarlo. Pero para todos, tirios y troyanos, fue un revelador animal que uno nunca olvida.

A propósito, si tienen el “1147” léanlo completo ya que hay otros datos interesantes sobre osos y el reino animal. Y lo complemento con 2 fotografías más de mi colección de estos asombrosamente expresivos animales.

Descansa en paz, Gus.

Image

Image

http://www.nytimes.com/2013/08/29/nyregion/gus-new-yorks-most-famous-polar-bear-dies-at-27.html?hp&_r=0

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s