El longevo dólar-divisa un año después del desplome de su reputación

El artículo adjunto informa coma le va al “desprestigiado” dólar en Septiembre del 2012. Es un “best” escrito por un sexagenario periodista que siempre habla corto y claro; aun en el peludo tema sobre QUIEN le presta cacao actualmente a los yankees.

Los entendidos se preguntaban hace un año quien iba a comprar los recién deslustrados bonos del Tesoro cuando China frenase su apetito y la reserva federal parase sus campañas de “quantitative easing” (relajación cuantitativa). Para financiar su déficit (un trillón en el presenta año: ¡un millon de millones!), el Tesoro  yankee (se pronosticaba)  no iba a tener mas remedio que pagar altos intereses para colocar  su “basura”. ¡El Fed iba a declararse insolvente!  ¡Venía  hiperinflación como en  la Alemania  de Weimar en 1923!

¿Pero que ocurrió? NADA. Los Yankees siguen pagando intereses súper-bajísimos.

¿Por que?  Los chinos pararon, pero ¡entraron los japoneses como en los mejores tiempos! (pronto van a volver a ser los mayores acreedores). Y el miedo en Europa  y en su propio terreno ha desatado una sólida demanda de bonos yankees. ¡Sigue habiendo fe en  el dólar!

Aquí en mi medio, la gente continúa confiando en el Tesoro. Sus bonos siguen siendo considerados igual que  verdes.  Yo tengo dos experiencias. Un instrumento de $10k perteneciente a mi hijo Pancho a diez años maduró y yo lo remití al Paraguay. ¡Y se perdió en el correo! La embajada tomo cartas en el asunto y pagó en semanas sin chistar. En otra vez,  decidimos un cambio de estrategia con bonos que compramos para la educación de Isaías y Natalia, puesto que antes de vencimiento decidimos canjearlos. En el banco de la esquina, en menos de media hora, nos pagaron en efectivo, incluyendo todos los intereses.

Desde el fin de Bretton Woods el 15 de Agosto de 1971,  el dólar estadounidense es papel moneda inconvertible.  Luego del infructuoso Smithonian Agreement de Diciembre 1971, todos anticipaban su fin como reserva internacional. Décadas después (mas exactamente en 1989,  el año del Consenso de Washington), el mundo vivía en Bretton Woods II,  un reconocimiento (“voluntario”) de facto  del dólar como divisa de reserva, “en pro del comercio y progreso  internacional”. La irrupción de China y los “tigres asiáticos” deben su consumación  a esas circunstancias.

En Septiembre del 2008 (hace ya 4 años) se desata la crisis financiera actual y otra vez el mundo con Sarkozy y Hu Yintao a la cabeza reclaman su fin. Pero el dólar si se quiere ¡salva el día! (ahora se sabe que eso fue principalmente debido a que Bernanke enloquecido prestó verde a docenas de bancos extranjeros  en cantidades fabulosas).

¿Pero hasta cuando va a durar esta hidra de siete cabezas?

¡Ahhh,  muchacho!, ¿será que  viviremos ese día del juicio? ¡El  fin del poder yankee derivado de su dólar como reserva internacional!

Por el momento, el país (y el mundo) continúa en negación. Pero, no hay mal que cien años dure….

 

http://www.nytimes.com/2012/09/22/business/economy/as-the-us-borrows-who-lends.html

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s